Tentando las aguas

¿En qué circunstancia se encuentra México?

Esta pregunta nos hacemos mientras vemos desfilar el descontento generalizado, las tentativas de organización de las clases estudiantiles y obreras en todo el país, los deseos de llevar esto a una huelga nacional para obligar a un viraje político y los intentos desesperados del régimen opresor por salvar su barco del naufragio.

No hay que darle muchas vueltas al asunto para llegar a la conclusión de que en México estamos pasando por un momento de trascendencia histórica aun no dimensionada. Parece que estamos al borde de un momento crucial, ya sea para bien o para mal de la sociedad y cultura méxicana. Puede ser que estemos en presencia del ocaso de México como nación independiente, o incluso el fin de México en todo sentido, tal vez los días de la Historia de México estén contados. O bien puede ser que suceda lo contrario, que se reestructure el país, esto es, un renacimiento de México como nación, afianzada bajo un nuevo pacto social que busque consolidar una mejor democracia con una economía nueva, más justa, más libre y más actualizada a las necesidades de la sociedad pensando a largo plazo.

Todo apunta a que existen las dos posibilidades, aunque puede ser que la balanza se incline hacia el lado que busca hacer evolucionar a la sociedad mexicana. Decimos esto dado que, al parecer esta cundiendo de una forma generalizada en la sociedad la idea de que debe de cambiar la dirección del andar de la nación. Prueba de esto son las movilizaciones y actos que ha habido a lo largo de los 2 últimos meses y en especial la del 20 de noviembre (y ahora la del 1ro de dic.), que logró reunir a cientas de miles de personas en México, con replicas en muchas partes del mundo. Todo esto lleva a reafirmar que la circunstancia de México es especial.

cutzocalo-noche-discursos

Años de maltrato a los intereses comunes del pueblo y a las instituciones ahora si están cobrando factura. La miseria en la que se ha sumido a la nación ya no es por más tiempo ocultable. Sumando todas las penurias que padecemos los Mexicanos al día de hoy, no puede, ni debe haber otra reacción legítima que la indignación y la búsqueda de la transformación, y todo indica que esas son las aguas por la que navegamos.

Ahora bien, retomando la idea de que estamos en un momento especial y crucial, es menester indicar los factores más relevantes que se suman a la ola de complejidades que hacen de este, un escenario que abre, a la vista de muchos, una nueva posibilidad de transformar al país.

  1. crisis_eua_mexicoLa economía no va a mejorar, al contrario seguirá en caída libre.
  2. La violencia tampoco va a amainar aunque el gobierno pretenda que un mando único en la policía pueda arreglar las cosas. La corrupción empieza por el presidente y la mayor parte de la violencia es estructural, esto es, emanada de las mismas autoridades e instituciones, y sobre todo de la desigualdad producida por el sistema.
  3. El sistema político de partidos esta fracturado, ningún partido excepto Morena tiene alguna legitimidad ni credibilidad. (Morena la tiene porque su líder la tiene). La mayor parte de la clase política está desacreditada ante la sociedad.
  4. Televisa y los medios de comunicación del régimen también están cada día más debilitados, sobre todo porque se ha demostrado su complicidad y participación en la corrupción del país. También han ido perdiendo terreno gracias a las redes sociales de las cuales no tienen control.
  5. Las instituciones en general, empezando por el ejercito y la policía han perdido mucho crédito también, a tal grado que en este momento solo un porcentaje muy pequeño de la población tiene fe en las instituciones sea la que sea. En los últimos meses se ha revelado con claridad como es que el aparato represivo del estado esta cumpliendo ordenes de carácter fascista, a la par de que la suprema corte, muy lejos de encargarse de la impartición de justicia se encarga más bien del encubrimiento de los delitos del Estado.
  6. La educación, en especial la pública, ha sufrido transformaciones tendientes a eliminar el pensamiento crítico, de la mano con la implantación de un modelo concertado para adiestrar a obreros y técnicos dóciles, capaces de hacer los trabajos que se le han asignado a la masa de mexicanos desde la geopolítica.
  7. El malestar y la descomposición del tejido social van en aumento en la medida en la que se acentúan todas los demás factores mencionados.
  8. La prensa internacional, organismos internacionales, comisiones de derechos humanos, grupos de personas como ex-mandatarios, intelectuales y artistas de relevancia mundial, y el Papa, se han pronunciado en contra de lo que sucede en México.
  9. Finalmente, el gobierno encabezado por Peña Nieto carece de toda legitimidad y cada día tiene mas detractores, y más aun considerando el último golpe acertado, que pone de manifiesto su cinismo y corrupción, hablamos de la casa de $ 80 mdp situada en las Lomas de Chapultepec.
  10. El poder hegemónico anglosajón está derrumbándose también y con él toda la indusrealidad (Esta palabra inventada por Alvin Toffler y divulgada en su obra llamada La Tercera Ola se refiere a: “el grupo culminante de ideas y presunciones con que se enseña a los hijos del industrialismo a comprender su mundo. Es el bagaje de premisas empleadas por la civilización de la segunda ola, por sus científicos, dirigentes comerciales, estadistas, filósofos y propagandistas.”) .
  11. Ayotzinapa hermana a muchos sectores de la sociedad. Este suceso ha logrado enfurecer a las clases más desvalidas y marginadas en tanto que los estudiantes desaparecidos pertenecían a esa clase.
  12. En términos prácticos, contamos con un líder político con legitimidad, que podría ser quien encauce las demandas populares de cambio y asuma la responsabilidad de conducir la nación junto la población organizada, nos referimos a Andrés Manuel.

Todas estas, es posible afirmar, son condiciones esperanzadoras, sin embargo hay muchos factores en contra también, factores de mucho peso que pueden hacer que las cosas avancen por vías insospechadas o que se salgan por completo de control acarreando con ello gran sufrimiento.

Entre los factores que pueden trabar la evolución se encuentran:

  1. Un gran sector de la población,en este caso la clase media, no esta convencida de nada. Su nivel de vida aunque cada día va en detrimento aun no se encuentra tan mermado como para que dejen de lado su conservadurismo, además de que la violencia los amedrenta.
  2. Mucha gente de clase obrera sigue en plena inconsciencia y por tanto no se suman a los movimientos sociales que exigen la renuncia y transformación del régimen.
  3. Televisa y los demás medios vendidos ejercen aun una considerable influencia sobre una gran parte de la población. A Internet solo tiene acceso el 44 % de la población. (Paradójicamente este punto está en los pro y los contras porque es un hecho que los medios y televisa en particular se han debilitado y eso es esperanzador, pero también es un hecho que siguen teniendo mucha influencia sobre todo entre las clases más maginadas e ignorantes.)
  4. El Estado busca desinflar el movimiento y apagar las llamas que los acechan mediante la violencia y el miedo. Bajo las circunstancias actuales, considerando su ausencia total de legitimidad,  solo les queda intentar apagar el fuego con la policía y el ejercito, ya en tono de dictadura militar. Con esto creen que dispersarán a muchas personas por miedo y que la clase media justificara semejantes acciones si se les hace creer que las protestas son violentas, para lo cual buscan infiltrarlas como sucedió el pasado 20 de noviembre.
  5. La mano “invisible” norteamericana buscara intervenir en la medida de sus posibilidades para no perder el bastión que les representa México.

Todos estos factores se encuentran ahí, en plena olla express, cocinando el futuro de México. Si somos lo suficientemente inteligentes, los mexicanos podremos sortear este momento tan trascendente de tal manera que nuestros sueños de evolución y comunidad puedan cumplirse y podamos poner un ejemplo al mundo entero. En términos generales las condiciones están dadas para una revolución sea pacifica o violenta, todo será cuestión de que tanto se logra unir y organizar la población en torno a este mismo objetivo.

Somos afortunados de una u otra manera, circunstancias como esta son únicas en la historia, y lo que hagamos ahora marcará de forma definitiva la posteridad.

aires de cambio

Si quieres profundizar en el análisis de las condiciones geopolíticas sigue este vinculo.

México visto desde la geopolítica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s