Recomendación musical: Eddie Vedder – Into the wild OST

Imagen tomada de: innovareli.wordpress.com
Imagen tomada de: innovareli.wordpress.com

La música, así como toda forma de arte y toda experiencia estética, está ligada inexorablemente a la sensibilidad. Nadie negará que cada vez que se evoca a una canción o cualquier otra expresión artística, también se invoca una sensación muy particular. Para que suceda la experiencia a la que refiero se debe de conjugar, como en cualquier clase de experiencia, el experimentador y lo experimentado; en otras palabras, por un lado la obra por sí misma, con su propia identidad y por el otro el espectador con la suya propia. Digamos que cada obra manifiesta una sensación o experiencia que el autor quiere plasmar y expresar, y por otro lado el interlocutor de la obra imprime también su propio sello al experimentarla. Así sucede una “reacción química”, una codeterminación que puede tener muy diversos resultados, se mezclan dos sustancias para crear una nueva, para converger en una especial percepción e interpretación de la obra.

Eddie_Vedder-Into_The_Wild 1

El escucha, el contemplador, siempre vivencía de acuerdo a su contexto. La situación vital, es decir, el momento o circunstancia de la vida en el que te encuentres, tu ánimo, tu forma de pensar, tu humor, los acontecimientos del día, todo, se combinara con lo que la obra por sí misma es. Las reacciones que puedan generarse determinaran la importancia de la experiencia y de ello dependerá el posterior recuerdo y significación que se le otorgue a la obra.

Cuando una obra toca la sensibilidad de un individuo es porque éste se encuentra en disposición de que ésta lo impacte, y cuando sucede tal evento sujeto y objeto se amarran de forma perdurable. La circunstancia particular de la vida del experimentador deja un poco de sí en el objeto y a su vez este empapa al sujeto con su propia vitalidad y esencia .

Cuando escuchamos tal o cual obra de nuestro agrado o desagrado suele ser que nos trae buenos recuerdos y nos alegra, o que nos deprime, o que nos enoja, o que nos causa repudio, el caso es que siempre viene acompañada de una emoción, de un recuerdo, de una sensación particular. Tal vez la primera vez que escuchaste cierta pieza eras adolescente y te encontrabas en la feria con tus amigos y

Imagen tomada de: daviddelvallera.blogspot.com
Imagen tomada de: daviddelvallera.blogspot.com

cada que la escuchas de nuevo evoca el recuerdo de la jovialidad de tu vida en ese entonces, te hace revivir los sueños, las expectativas y diversiones de aquel momento; o bien, ya conocías tal o cual música pero el momento que se sujetó a ella fue cuando se acababa de morir algún ser querido o cuando fuiste de viaje, o que te la dedico tu primera novia o novio, o que la ponían tus padres todos los fines de semana cuando eras niño, o tal vez que la oíste en una película o serie animada. Las combinaciones pueden ser infinitas y las asociaciones no son fijas, están sujetas al cambio; la percepción y la experiencia que suscite alguna obra puede variar con el tiempo al igual que cualquier cosa en la vida.

Por todo lo anterior cuando quiero hacer una recomendación musical no puedo más que hablar de lo que tal o cual obra significan para mí, de lo que ésta me sugiere, de lo que me hace sentir, de la experiencia que me hace vivir y del contexto que la significó. Creo que si bien se puede apelar con razón a ciertos aspectos técnicos para calificar una obra, no puede haber un criterio plenamente objetivo para hacerlo dado que la experiencia estética supone una colisión con productos emergentes como resultado, supone al sujeto y su subjetividad como el núcleo de la experiencia misma por ello no puedo hablar más que de mi experiencia interna.

Yendo al meollo del asunto lo que corresponde hoy es ofrecerles una recomendación musical que les deje un buen sabor de boca.

Eddie_Vedder-Into_The_Wild 3

Hace tiempo, 5 años tal vez, vi una excelente película a sugerencia de un amigo, la cual, por cierto, será materia para recomendación en otra ocasión. La película a la que refiero es Into the Wild que a grandes rasgos trata sobre la vida de un joven que estaba disconforme con la sociedad, con la superficialidad, el consumo, con la vanidad y esclavitud de la cual la mayoría de los humanos son presa. Su insatisfacción lo lleva a dejar todo y lanzarse a un viaje de reconocimiento espiritual, una especie de peregrinaje preguntándose qué es lo que importa en la vida y qué es la felicidad. No voy a balconear la enseñanza final de la película, véanla, lo que si he de comentar es que gran, gran parte de que la película sea excelente tiene que ver con la banda sonora. Una verdadera genialidad toda la música que da vida a la película, guía, acompaña, enfatiza y produce un mar de sensaciones que le dan peso al argumento.

Eddie-Vedder-La sonorización de Into the Wild se la debemos a Eddie Vedder el famoso vocalista de Pearl Jam, grupo fantástico que tuvo su auge en los años 90. Ahora bien, el soundtrack de la película fue creado por Vedder en solitario y tiene matices muy distintos a Pearl Jam, teniendo como propio un toque verdaderamente carismático y conmovedor. Desde las canciones más melancólicas como “Long Nights”, hasta la más crítica con la sociedad como lo es “Society” hablamos de piezas realmente sensibles. Esta música es todo un deleite que te puede hacer pasar por muy variadas emociones posibles, sin mencionar por supuesto que la voz de Vedder es francamente buena.

Recuerdo bien cuanto me conmovió la película, me dejó una profunda huella junto con su grandiosaEddie-Vedder- 1 música. En la actualidad escucho casualmente la banda sonora y me hace revivir todas las emociones y sensaciones que la película me causó. No puedo separar la música de la película, son una unidad, por lo tanto las dos significan lo mismo para mí, se grabaron juntas de manera indeleble en mis recuerdos.

Para mi Into the Wild significa libertad, significa seguir tus sueños, significa apertura, amor, dejar lo insustancial, pero también me hace recordar la dificultad de la vida y de dejar todo, me recuerda sobre el sufrimiento como parte inherente de la vida, y sobre todo me hace recordar que la sociedad es también inherente a la condición humana, estar solo es estar muerto, lejos de los congéneres no tiene sentido la existencia como indicó Sócrates.

into the wild 1

Por supuesto lo anterior es solo lo que para mi representa Into the Wild y su música, cada quien tendrá que calificar su propia experiencia. El álbum Into the Wild OST te puede llevar por un abanico emociones independientemente del filme, por ello les recomiendo ámpliamente que se programen un tiempo para apreciar la riqueza de esta obra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s