La vida, el tiempo y las decisiones

descarga (3)La vida parece que transcurre de momento a momento y de decisión en decisión, todo aquello que existe como posibilidad en un momento se desvanece en el instante en que decidimos y a su vez esto abre un nuevo hilo de posibilidades. Parece que pensar en la vida como en una ramificación es una analogía afortunada. Así como las raíces y ramas de un árbol son las marcas que definen su identidad después de innumerables sucesos y factores que fueron pero que podrían haber sido diferentes, o como las ramificaciones de la evolución de las especies que marcan la pauta de lo que es y lo que no fue, la vida de cada individuo transcurre de manera semejante a este patrón.

Cada evento en la vida deja una huella, hay marcas superficiales y otras profundas, no obstante cada huella se vuelve un factor determinante para el devenir de la vida del individuo. Las huellas son condicionamientos y estos son determinaciones con respecto a la forma en la que responderemos en cada situación posteriormente, si percibimos esto seremos conscientes de la secuencia de impactos y respuestas, de causas y efectos que van delimitando el camino que recorre cada ser en su vida.

feedbackAl mismo tiempo que nos suceden eventos específicos que nos marcan, existe una retroalimentación creada por nuestras mismas respuestas, o en otras palabras, por nuestras decisiones (acciones). Pero ¿Qué es una decisión? Esta sucede cuando elegimos una cosa y no otra, es decir, cuando escogemos, cuando actuamos, lo que significa que nos cerramos al decantarnos por una posibilidad entre muchas, pareciera ser que la elección es de naturaleza binaria. La decisión (acción) implica posibilidades, porque cuando no las hay tampoco hay elección posible. Si tenemos a nuestra disposición tres tipos de pastel distintos podemos elegir cuál de ellos degustaremos, chocolate, queso o manzana, o tal vez un poco de los tres, o sólo de dos, sin embargo si nada más hay disponible un pastel no hay más elección que ese, aunque sigue existiendo la posibilidad de elegir entre comerlo o no hacerlo. No obstante, si no hay pastel que comer, no hay decisión posible en cuanto a ese respecto. Pero el caso es que la vida siempre nos pone enfrente situaciones con múltiples posibilidades, donde el presente es un lugar y un estado abierto con una baraja infinita de opciones.

originalEl transcurso de la vida está marcado por el hecho de que cada momento en sí mismo es un espacio de posibilidad, en este sentido la física cuántica y sobre todo la teoría de cuerdas están de acuerdo. El presente, el ahora que es lo único que hay, siempre existe en un estado de indeterminación, así como el Gato de Schrödinger del que no sabemos si está vivo o muerto hasta que miramos, lo mismo es con la vida y las decisiones, no sabemos qué consecuencias tendrá una decisión hasta que la tomemos.

Dentro de este contexto participa el tiempo, el terrible y maravilloso tiempo, que es aquel que abre y cierras las posibilidades, es aquel que define a la vida. El tiempo implica una dirección, implica irreversibilidad, este es el factor crucial que hace de la vida unatiempo tragedia pero que al mismo tiempo la hace dichosa y le da todo su significado, es precisamente esta peculiaridad la que hace que tengamos que decidir. A qué me refiero con esto, pues sencillamente a que si los sucesos fueran reversibles se podría siempre retroceder y probar todas las posibilidades, lo cual en última instancia significaría que tomar decisiones no tendría ninguna importancia, no habría decisiones que tomar y esto haría de la vida algo trivial sin sentido alguno.

De igual forma si nuestra vida fuese eterna no nos veríamos obligados a tomar decisiones porque tarde o temprano experimentaríamos todas las posibilidades aunque estas también fuesen infinitas. Pero el hecho es que la realidad no es de esa forma, estamos circunscritos a la condición de estar atravesados por el tiempo y de que el caminar de los fenómenos en el cosmos es en una dirección.

Me detendré un instante para explicar que significa que las cosas tengan una dirección, es decir, que el progresar de las cosas sea irreversible. Llanamente, nacemos, crecemos, envejecemos y morimos y no al revés, una flor no regresa a botón después de haber florecido, una mariposa no vuelve a ser oruga después de ser mariposa, ni un roble vuelve a ser bellota ya siendo roble, hay un orden y una dirección implícita. O por ejemplo, cuando hacemos guacamole no podemos revertirlo y reconstituir el aguacate, cuando rompemos un huevo y lo freímos pasa de un estado a otro de forma irreversible, el huevo frito nunca regresara a ser el huevo en el cascaron, todo en este universo tiene una secuencia, un sentido, un orden, el devenir de los sucesos tiene una dirección, las cosas son de una forma y no de otra.

breaking_glasEsto es lo que en la física está enmarcado dentro de las leyes de la termodinámica y está relacionado con la entropía que es la tendencia de todos los sistemas de pasar de un estado de cierto orden y organización a un estado con mayor desorden y desorganización. (Por otro lado existe la contraparte a este impulso cósmico que se conoce como entropía negativa y que es el proceso inverso que tiene que ver con que un sistema “abierto” pase de un estado de menos orden y organización a uno de mayor orden y organización. Entre estas dos tendencias que marcan la flecha de la irreversibilidad del tiempo se encuentra nuestra vida.)

Este asunto de la irreversibilidad es lo que hace que cada evento sea único y que cada decisión y acción no tenga marcha atrás, nunca nos haremos niños después de ser ancianos, así como nunca podremos experimentar algo y luego no haberlo experimentado.

Ahora, me interesa profundizar más en el aspecto psicológico del tema y con ello retomar la idea de que cada suceso y experiencia deja una huella que a su vez condiciona a las experiencias futuras y por lo tanto al porvenir. A la realidad sea cual sea, estamos sujetos desde que nacemos, y lo que deparara nuestra vida, es decir, la sucesión de eventos y experiencias que constituirán nuestra vida dependerá de los mismos sucesos y experiencias que nos vayan marcando, de tal forma que se trata de una espiral dinámica de retroalimentación como dije anteriormente. Nuestros miedos tal como nuestros deseos que a su vez dependerán de ciertas experiencias y de determinaciones innatas constituirán el afán que creara la rama de nuestra vida.

images (1)Siempre pensamos por qué ese día dije esto y no esto otro, o por qué hice esto y no lo otro, y en última instancia por qué soy como soy y no de otra manera. Finalmente todo depende de una red inextricable y compleja de sucesiones que van delimitando las cosas. Tal vez destetas el color azul porque siendo niño te dijeron que resaltaba tu gordura y eso te marcó de tal forma que siempre te rehusaste a todo lo que tenga ese color y tal vez eso evitó que conocieras a determinada persona en determinada edad que de haberla conocido habrías viajado a un determinado lugar que te habría ligado con una determinada mujer con la cual hubieses tenido una fuerte relación amorosa que te habría llevado a escribir una novela sobre las pasiones humanas, y así sucesivamente. Una cosa lleva a la otra y a la otra y así ad infinitum, de tal forma que hasta la situación o experiencia más trivial es determinante para lo que es y será tu vida.

Universo_paraleloSegún la teoría de cuerdas existen simultáneamente todas las posibilidades en infinitos universos paralelos. En cada uno se realiza cada posibilidad y así de manera infinita, sin embargo para nosotros solo existe una realidad entre infinitas posibles, y cada momento de la vida es constituyente de ésta. Antes de elegir hay indeterminación y libertad pero al elegir hay determinación y encarcelamiento, pero si analizamos más profundamente la cuestión lo que hace la diferencia entre la libertad y el encarcelamiento es nuestra mente. Gracias a ella podemos pensar en las posibilidades, pero también gracias a ella las clausuramos. ¿Esta paradoja que significa?

Nuestro ego, es decir, la imagen que tenemos de nosotros mismos es definida por nuestras experiencias, y esta imagen la asumimos como nuestra identidad. Esta identidad que es un producto de nuestra mente, es finalmente la que nos lleva a elegir una cosa por sobre otra, según lo que creamos sobre nosotros mismos tomaremos una decisión. Es al mismo tiempo nuestra conciencia junto con nuestra mente lo que nos permite imaginar distintas posibilidades, lo que abre una brecha entre lo que es y lo que podría ser, es lo que nos da la sensación de vivir en el tiempo (psicológicamente hablando) y que nos permite pensar en el futuro. De esta forma es que nos planteamos ¿Qué debo de hacer, qué debo de elegir? Y así creamos una encrucijada.

descarga (1)Esta capacidad ligada con una estructura neurótica, es decir con un ego neurótico creado por el miedo, nos vuelve dubitativos y nos causa angustia. Solemos preocuparnos excesivamente por tomar la decisión correcta, pero en realidad esto no es más que una mera ilusión. ¿Cuál es la decisión correcta, cual es el camino correcto? De forma relativa podemos aludir a que depende del objetivo que nos hayamos trazado, pero aun así sigue siendo una pregunta engañosa. La complejidad y la incertidumbre son atributos del cosmos y de la vida, podemos predecir el movimiento de Júpiter dentro de 100 años (porque es un fenómeno de naturaleza reversible) pero no podemos predecir que pasara en 5 minutos. De tal suerte que no hay forma de saber qué consecuencias ni que experiencias traerá consigo una acción y/o decisión.

La mente neurótica que quiere acabar con la incertidumbre y desea tener control de la situación sea cual sea, puede pasar horas, días o meses disertando sobre cuál es la decisión correcta en su afán de seguridad, pero jamás podrá saber que va a descarga (2)pasar. Pero esta mente se aferra y se mortifica porque debe decidir y tiene que escoger el camino correcto. Esta pretensión al final chocará con la inexorable realidad y la ilusión del camino correcto se revelará como eso, como una mera ilusión. Y mientras no haya tal revelación, el miedo y la frustración nunca dejaran a su presa. Esto es lo que los sabios llaman estar encerrado, y paradójicamente pareciera que la libertad reside en la capacidad de elegir, pero las determinaciones impuestas por el ego ligadas a la ilusión de que solo hay un camino correcto acaban con el verdadero espacio de libertad.

capitalradio.es

Muy por el contrario, el dejar abierta la puerta de las posibilidades tiene que ver con entender que no hay camino correcto, que cada camino es el camino correcto. Cuando se llega a tal conciencia la preocupación desaparece al igual que el deseo de control, y uno se mantiene abierto a lo que sea, y no quiere decir que uno deje de tomar decisiones, sino más bien que esas decisiones estarán dispuestas a abrazar cualesquiera que sean sus consecuencias. Es una especie de entregarse a lo que es sin pretender controlar el devenir, todas las vidas, así como todos los caminos son igual de significativos y abrazarlos de esa forma es vivir verdaderamente.

Si alguna vez te has encontrado ante una situación en la cual no puedes decidir, simplemente no decidas, es decir, toma cualquier camino, de cualquier manera las cosas sucederán y fluirán independientemente de tus deseos y todas serán ricas en significado. Estar en consonancia con la vida es estar en consonancia con el flujo de las cosas y con el eterno ahora el cual siempre es lo que es y nunca será de otra forma. Entregarse a la vida es dejar de intentar controlar el devenir y aceptar lo que sea que este por venir. Finalmente, la libertad reside en la conciencia de que no hay elección posible en tanto que no hay manera de saber que deparara el destino y no hay forma de controlar lo que será, las cosas serán como tengan que ser.

images

Anuncios

4 comentarios sobre “La vida, el tiempo y las decisiones

  1. Enhorabuena por el artículo. Son muchas las reminiscencias filosóficas y científicas que trasluce y creo que describe de forma sencilla y sugestiva el estado existencial en que estamos sumidas las personas, como apuntas, irremediablemente. Toca pues abrazar sin temor la indeterminación y necesidad eterna de este sino.

    Me gusta

  2. Reblogueó esto en Protagonistas de la filosofíay comentado:
    Nos complace compartir un sugerente ensayo de RADI890 en el blog CONCIENCIA DIGITAL MX, acerca de la cuestión radical y existencial de la libertad y necesidad en el horizonte de la temporalidad. Son muchas las reminiscencias filosóficas y científicas que trasluce y pensamos que describe, de forma sencilla y sugestiva, el estado psicofísico y existencial en que estamos sumidas las personas, como se apunta, irremediablemente. Abrazamos, pues, sin temor la indeterminación y necesidad eternas de nuestro sino.

    Me gusta

    1. Muchas gracias, es un gusto y honor que nuestras publicaciones sean sugestivas y bien recibidas, eso nos da la pauta que nos hace saber que vamos por buen camino.
      Sólo una aclaración, la autoría del ensayo es de vyse90 pero cometimos el error de no ponerlo como tal, pero ya lo pusimos como debe. Ahora si que el crédito es para el autor y de nuevo, muchas gracias, esperamos que más de nuestro contenido les sea atractivo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s